English Español العربية 简体中文 繁體中文 Filipino Français हिन्दी 한국어 اردو Tiếng Việt

Síntomas Característicos

El Trastorno de Personalidad Límite se caracteriza por un patrón rígido y duradero de pensamientos, sentimientos y comportamientos inadaptados. Este patrón duradero de experiencia interior y comportamiento se desvía marcadamente de las expectativas de la cultura del individuo. La inflexibilidad y la omnipresencia de estos patrones causan serios problemas relacionales y deterioro del funcionamiento del individuo afectado. Los síntomas característicos de los trastornos de personalidad se dividen en cuatro categorías:

Pensamientos, sentimientos y comportamientos manipuladores.
PENSAMIENTO DISTORSIONADO

El Pensamiento Distorsionado es un patrón extremo e inexacto de percepción e interpretación de uno mismo, de los demás y del mundo que lo rodea. Los patrones incluyen idealizar y luego devaluar a otras personas o a uno mismo; pensamientos extremos de blanco o negro; pensamientos desconfiados y sospechosos; creencias inusuales o extrañas que son contrarias a las normas culturales; y pensamientos que incluyen distorsiones perceptivas e ilusiones corporales.

DESREGULACIÓN EMOCIONAL

La desregulación emocional es una incapacidad para modular el rango, la intensidad, la capacidad y la idoneidad de las respuestas emocionales. Para algunos, esto se caracteriza por la sensibilidad emocional y la tendencia a experimentar sentimientos intensos. Otros individuos que padecen este trastorno muestran poca o ninguna respuesta emocional, sin importar las circunstancias o la situación; en un momento está abrumado por emociones intensas y, al siguiente, entumecido y desconectado.

CONTROL DE IMPULSOS

El control de los impulsos es el grado en que una persona puede regular sus impulsos internos o los impulsos para actuar. Algunos trastornos de la personalidad se caracterizan por un exceso de control de la conducta (incapacidad para actuar), mientras que otros se caracterizan por una falta de control de la conducta (actuar de forma espontánea y sin premeditación).

DIFICULTADES INTERPERSONALES

Las dificultades interpersonales son comunes en todos los trastornos de personalidad. Como era de esperar, los tres síntomas característicos descritos anteriormente (es decir, pensamiento distorsionado, desregulación emocional y problemas de control de los impulsos) dificultan que los individuos con trastornos de personalidad formen y mantengan relaciones saludables.

Tipos de Trastornos de Personalidad

El DSM-5 enumera el trastorno límite de la personalidad como uno de los trastornos de personalidad dramáticos-emocionales (también llamado Cluster B). Aunque cada uno de estos trastornos de la personalidad es un diagnóstico distinto, todos comparten una serie de síntomas que se superponen y están relacionados, incluyendo problemas con la expresión emocional y dificultad para formar relaciones estables y saludables.

Además del trastorno límite, los otros trastornos de personalidad dramática-emocional son antisociales, histriónicos y narcisistas

TRASTORNO DE PERSONALIDAD ANTISOCIAL (ASPD)

El Trastorno de Personalidad Antisocial (ASPD, por sus siglas en inglés) se caracteriza por un patrón de comportamiento que implica la manipulación, explotación o violación de los derechos de otros. Los individuos con ASPD a menudo son mentirosos, carecen de remordimiento por sus acciones y muestran una falta de voluntad para ajustarse a las normas y leyes sociales.

TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD (BPD)

El Trastorno Límite de la Personalidad (BPD, por sus siglas en inglés) se caracteriza por un patrón persistente de inestabilidad emocional, relaciones interpersonales volátiles, imagen personal inestable y comportamientos impulsivos autodestructivos.

TRASTORNO HISTRIÓNICO DE LA PERSONALIDAD (HPD)

El Trastorno Histriónico de la Personalidad (HPD, por sus siglas en inglés) es un patrón de excesiva expresión emocional y búsqueda de atención. Los individuos con HPD a menudo se comportan dramáticamente en situaciones que no justifican este tipo de reacción. Tienen una necesidad excesiva de aprobación y a menudo son inapropiadamente seductores o provocativos sexualmente.

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD NARCISISTA (NPD)

El Trastorno de la Personalidad Narcicista (NPD, por sus siglas en inglés) se caracteriza por los sentimientos extremos de autoimportancia, una alta necesidad de admiración y una falta de empatía. Los individuos con NPD a menudo explotan a otros para su propio beneficio y son demasiado sensibles a la crítica, el juicio o la derrota.

Prevalencia y Edad de Inicio

Los trastornos de la personalidad generalmente son reconocibles durante la adolescencia o a principios de la edad adulta. Algunos trastornos de personalidad dramática-emocional (antisociales y narcisistas) se diagnostican con mayor frecuencia en los hombres, mientras que otros (límite e histriónicos) se diagnostican con mayor frecuencia en las mujeres. Es probable que las personas con trastornos de personalidad tengan trastornos mentales mayores co-ocurrentes, incluyendo trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, trastornos bipolares, trastorno de estrés postraumático, trastorno por déficit de atención/hiperactividad y trastornos por consumo de sustancias.

Tratamiento y Apoyo

PSICOTERAPIA

La Asociación Americana de Psiquiatría recomienda la terapia psicodinámica a largo plazo o la terapia dialéctica conductual. En el enfoque psicodinámico, el terapeuta intenta vincular los sentimientos, pensamientos y síntomas presentes con significados inconscientes derivados de las experiencias de la vida temprana (por ejemplo, el abuso sexual infantil). Al vincular el presente con el pasado, se les da a los pacientes con TLP un conocimiento que les permite cambiar su comportamiento

TERAPIA DIALÉCTICA CONDUCTUAL (DBT)

La terapia dialéctica conductual (DBT, por sus siglas en inglés) es un tratamiento psicosocial desarrollado específicamente para el BPD. La DBT generalmente tiene componentes de terapia individual y de grupo. En las sesiones individuales de terapia, el terapeuta desarrolla un ambiente en el que los sentimientos del paciente son reconocidos como legítimos y aceptables, combinados con una insistencia en la necesidad de cambiar. En las sesiones de grupo, el paciente trabaja habilidades específicas de afrontamiento que se dividen en cuatro módulos: atención plena (ser consciente de lo que sucede dentro de uno mismo), eficacia interpersonal, tolerancia a la angustia y regulación de las emociones.

FARMACOTERAPIA

Se ha encontrado que los medicamentos solo son moderadamente efectivos para tratar los síntomas de la BPD. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI) se prescriben comúnmente para ayudar a controlar los síntomas depresivos. Los estabilizadores del estado de ánimo como el litio o ciertos agentes anticonvulsivos se pueden utilizar para ayudar a controlar la impulsividad y la ira explosiva. Los fármacos neurolépticos (antipsicóticos) también se pueden utilizar cuando el individuo muestra distorsiones en el pensamiento o síntomas psicóticos.

Una Perspectiva Espiritual

El BPD es un trastorno construido sobre el dolor oculto del abuso, abandono o invalidación del pasado. La falta de autoestima en la persona con TLP hace que el perdón se sienta imposible. Cuando ministramos a una persona con TLP, el perdón total y completo de Dios que está disponible solo a través de Jesucristo (Efesios 1:7-8; Colosenses 1:13-14) es un gran lugar para comenzar. Entender el perdón de Dios nos lleva a la comprensión de que Dios nos ama verdaderamente (Juan 3:16); y si el Creador del universo nos ama, entonces debemos tener valor a pesar de nuestro pasado o de lo que podamos pensar de nosotros mismos.